16.7.17

Hermanos Kennedy: palabras de Donald Kennedy

20 de noviembre de 2009. "Hermanos Kennedy", nuevo nombre de la ruta de ingreso a la ciudad de La Paz.


35 años de docencia universitaria no han conseguido que me sienta cómodo hablando en público.
Para los que se pongan a calcularme la edad a partir de este dato les aclaro que comencé a los 20. Y les anticipo que no podrán resolver la ecuación porque les falta otro dato.
Si. No me gusta hablar en público. Pero me lo pidió mi querida prima Maria Elena. La bella y exuberante María Elena Franchini Kennedy. Típica representante de las Kennedy.
Quien cae bajo los encantos de María Elena no se escapa más. Y a mí me pasó ya hace tiempo.
Además siendo el mayor de los varones de la descendencia directa, al día de hoy en circulación, sentí una cierta obligación con ellos, mi padre y mis 2 tíos que formaron aquel trío por quienes estamos hoy aquí, en un acto que creo que ellos jamás pensaron que algún día ocurriría
Esto no será una exposición brillante pero siento que estoy de antemano relevado de culpa y cargo porque soy Ingeniero de profesión. Los ingenieros sacamos patente de troncos para estas cosas.
Está mi hermano menor: Duval. Pero también es ingeniero y yo tengo algunas vivencias que el no.
Ahí va entonces la troncada y como ven no he hecho el introito tradicional de dirigirme a las autoridades, etc.
Pero a ellos y a todos los que bregaron por esto, están dedicadas especialmente estas palabras. Ya los mencionaré enseguida.

Basta de injerencia corporativa en la educación pública argentina

Nota abierta a adhesiones.

 ¡Con nuestra educación no!


Ante los recientes anuncios de acuerdos con corporaciones mineras y del agronegocio para introducir contenidos en la educación pública argentina los firmantes de esta nota queremos exponer nuestra absoluto rechazo a estos acuerdos y exigir que los mismos sean inmediatamente revertidos.



La educación pública debe responder a los intereses del pueblo argentino, sus necesidades y aspiraciones y de ninguna manera quedar sometida a los intereses de sectores corporativos que no hacen más que buscar el lucro y la ganancia a través del extractivismo sin importar las consecuencias socioambientales que produzcan sus acciones.

La flamante tecno-burguesía

7.7.17

1816: ¿Por qué Entre Ríos no participó del Congreso de Tucumán?

Es una contradicción que en las escuelas entrerrianas festejemos el 9 de julio "día de la independencia" y obviemos mencionar con firmeza el antecedente fundamental que fue el Congreso de Oriente.

Corremos la figura de José Artigas a la periferia, re-afirmando así un discurso decimonónico ya sin demasiados fundamentos.

6.7.17

Los Kennedy - Yamandú Rodríguez


(13) La Segunda Guardia

Avanzan cinco héroes: Roberto, Mario, Eduardo Kennedy, Molinari y Franco. El resto de los revolucionarios permanecen en la puerta cubriendo la retirada.

Al ver al comisario de servicio, Roberto le intima a la rendición. Desde su bufete el policía responde con varios disparos. Kennedy hace fuego entonces. Hiere. Es éste un bello encuentro personal, bala por bala. Pero se aproxima un gendarme. Y entra en pelea. Ambos apuntan al brioso Roberto.

25.6.17

Jornadas Interdisciplinarias sobre el Congreso de los Pueblos libres

Compartimos con ustedes la invitación las JORNADAS INTERDISCIPLINARIAS SOBRE EL CONGRESO DE LOS PUEBLOS LIBRES: PERSPECTIVAS, REFLEXIONES Y DEBATES.
Allí estaremos, construyendo la Red Federal del Paraná Medio.




11.6.17

Los Kennedy - Yamandú Rodríguez



(12) El Ataque

La jefatura, estaba defendida por veinte y cinco hombres, distribuidos en tres guardias. La primera: el centinela. La segunda, formada por el Comisario y un agente. Y la tercera, custodia de la cárcel, fuerte de veintidós gendarmes.
Tropa escogida, veterana y sobre aviso. Los Kennedy y sus compañeros avanzan en apretado grupo.

30.5.17

Los Kennedy - Yamandú Rodríguez



(11) Con el oído en la tierra

Estaban en una feria ganadera efectuando ventas de toros, cuando recibieron noticias del atentado cometido el 6 de Septiembre contra la Constitución Argentina.
Desde ese momento lo hermanos Kennedy viven para combatir al dictador. Se ahogan. Sufren una opresión constante, obsesionante, casi material. Sienten el taco de Uriburu sobre sus pechos. Es algo que aprieta realmente sus corazones y limita el pensamiento y llaga el espíritu.