5.1.09

Sobre las 2º Jornadas de Revisionismo histórico

Por Lucía Blanc (*) A lo largo de nuestra vida nos inculcan que La Historia se ocupa del estudio de los hechos importantes ocurridos durante el pasado, nos hablan de próceres y bandidos, de héroes y traidores, de unitarios y federales. Crecemos y pregonamos conceptos preestablecidos sobre nuestro pasado, muchas veces conviviendo con premisas falsas sobre las cuales construimos nuestro porvenir, ya que ademas de ser una herramienta que nos facilita para indagar y entender sobre el pasado, la Historia colabora con la comprensión de muchas situaciones actuales que se suceden en el seno de nuestra sociedad. Adueñarnos de la historia, es una manifestación de libertad, concebir nuestro futuro, planificar politicas, decidir nuestras aspiraciones, proyectar una sociedad mejor. Es concebir una identidad propia y es poder elegir sin sentir la asfixiante mascara de la manipulada realidad que obstruye nuestra capacidad de discernir entre lo que nos infunden las enciclopedias o lo que elegimos saber.

El Revisionismo significaría reformular La Visión histórica, enfrentarse a lo tradicional, levantar los pesados pies que nos mantienen apresados y comenzar a investigar sobre las austeras bases históricas que nos dictaminaron a través del tiempo y la cultura. Revisar nos obliga a pensar, a observar e inquirir sobre los hechos que claramente hipotecaron nuestra obligada versión de la historia actual

Citando a jauretche: "La falsificación (de la historia) ha perseguido precisamente esta finalidad: impedir, a través de la desfiguración del pasado, que los argentinos poseamos la técnica, la aptitud para concebir y realizar una política nacional".

Mucha gente no entiende la necesidad de revisar porque no comprende que la falsificación de la historia es una política de la historia, destinada a privarnos de la experiencia que es la sabiduría madre.

Estas 2º Jornadas de Revisionismo histórico nos brindan la posibilidad de reivindicar - por ejemplo- a los Hermanos Kennedy, para que la sociedad conozca el papel revolucionario y trascendente que tuvieron los mismos y la importancia del levantamiento de 1932.

Leer para entender. Y pensar para poder plantarnos firmes en el umbral del presente y poder recorrer el camino de la identidad propia.

(*) Estudiante. Escribe Poesía. Ver Blog

1 comentario:

Elio Noé Salcedo dijo...

Estimados compañeros:

evidentemente no podré asistir a esas importantes jornadas, aunque vengo trabajando desde hace un tiempo en el temario de las mismas. No obstante, y a cambio, les envío un artículo crítico (Apuntes 18) sobre un libro de Iván Izquierdo "El arte de olvidar", sobre el que hago algunas reflexiones acordes con vuestro cometido para estas Jornadas de Revisionismo Histórico (uds. verán si las reproducen o se las pueden reenviar a los compañeros por mail).
Un abrazo. Mucho éxito. Y espero me puedan enviar las conclusiones. Prometo estar en la próxima.

Elio Noé Salcedo
San Juan